YO SOY TESTIGO

Yo soy testigo del poder de Dios
por el milagro que El ha hecho en mí.
Yo estaba ciego mas ahora veo la luz,
la luz divina que me dio Jesús.

Nunca, nunca, nunca me ha dejado,
nunca, nunca me ha desamparado.
En la noche obscura o en el día de prueba
Jesucristo nunca me desamparará.

 

Yo sé, señor,
que aunque tenga una fe tan intensa
que traslade montañas y rocas,
de nade me sirve si no tengo amor.

Yo sé, que aunque queme mi cuerpo en las llamas
aunque todo lo entregue a los pobres,
si no puedo amar, es todo ilusión.

CORO

 

Visite www.miscancionescatolicas.com